Entrevista
Como soy bajita y no tengo piernas largas, apuesto por looks de otros tiempos. Me queda mucho mejor entallarme la cintura, por ejemplo», revela mientras emula el estilo de Lauren Bacall
La Nación Digital
Dolores Fonzi compartió su felicidad

Son semanas álgidas para Dolores Fonzi (36). Sobre todo ahora, después del éxito de La patota en Cannes, donde la película dirigida por su nuevo amor, Santiago Mitre (33), ganó dos premios –el de La Semana de la Crítica y el de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica– y la consagró a ella como una de las grandes revelaciones del festival.

Días después del estreno de la película en Argentina y cuando está cumpliendo veinte años como actriz, Dolores despejó unas horas de su intensa agenda –a las grabaciones de La leona, la tira de Telefe, se le suma la crianza de sus hijos, Lázaro (6) y Libertad (4) García Bernal– para entregarse a una larga entrevista con ¡Hola! Argentina.

–Ya de vuelta en Buenos Aires, ¿con qué sensaciones te quedás de Cannes?

Cansada, pero, en última instancia, es lo que quiero y lo que me gusta. Me da mucho orgullo defender la película y ponerle el cuerpo a la promoción. Cannes fue intenso, pero a medida que crecés, te preparás, te armás y, bueno, ¡podés hacer mil entrevistas en una mañana! Estoy muy contenta y sigo bastante nerviosa, porque la rueda todavía no se detuvo: el día del estreno, por ejemplo, estaba con una ansiedad que no daba más.

–La crítica fue elogiosa. ¿Cómo te llevás con las críticas?

Las leo, por supuesto, y está buenísimo que hablen bien de tu trabajo. Yo di todo: me esforcé muchísimo y me encanta que eso se reconozca.

–¿Te dio miedo de que las cosas no volvieran a hacer como antes?.

No, porque ya tenía un lugar que era mío. Mis amigos actores sí me decían: "Tenés que volver a ocupar tu lugar", pero no yo no sentía la necesidad. Tampoco tenía miedo de perderlo.

¿Cómo es tu vínculo con la fama?

A mí la fama me tiene sin cuidado. Es parte del trabajo desde que empecé y es algo con lo que crecí. Lo que me gusta de la popularidad es algo muy frívolo, que es que te regalan ropa y es más fácil ir al teatro, por ejemplo, porque siempre te invitan.

¿La Dolores que fue parte de "las actrices rebeldes" no existe más?

Ese mote ya caducó. Vos podés ser rebelde a los 15 o a los 19… Tengo 36, a esta edad ya no va más. Hoy no me rebelo ante nada. Soy yo, a quien le gusta bien y al que no, también. En mi familia yo tuve ese rol de rebelde, el de hermana mayor que rompió con estructuras y un poco me quedó en la vida.

Paulina, tu personaje de La patota, también rompe estructuras.

Sí, igual yo soy mil veces menos politizada que ella, mucho menos metódica y mucho más emocional. Lloro con facilidad y no tengo las cosas tan claras como Paulina. Primero me mareo, me caigo, dramatizo todo y recién después se me pasa.

¿Cómo sos cuando te enamorás?

Bastante cursi, pero soy así en general, con mis hijos y con mis amigos íntimos. Digo "te amo" todo el tiempo, sin parar. Después soy fácil, en el sentido de que no doy vueltas. Para el amor, lo más importante es tener la disposición, las ganas de dar para que algo suceda.

 
Síguenos en nuestras redes sociales
Te invitamos a Subcribirte a nuestras redes, informate del mundo
Si quieres recibir nuestras noticias envia tu mail a: email@email.com. Para subscribirte click AQUI.